Zürcher Nachrichten - La dolorosa búsqueda de los seres queridos desaparecidos en una Borodianka en ruinas

EUR -
AED 4.014454
AFN 77.44101
ALL 100.20882
AMD 424.31811
ANG 1.969263
AOA 953.751502
ARS 1008.524396
AUD 1.624513
AWG 1.967867
AZN 1.858857
BAM 1.954737
BBD 2.206174
BDT 128.370217
BGN 1.954812
BHD 0.411921
BIF 3146.22223
BMD 1.092956
BND 1.464752
BOB 7.550174
BRL 5.973444
BSD 1.092691
BTN 91.291484
BWP 14.764932
BYN 3.575861
BYR 21421.93482
BZD 2.202476
CAD 1.496295
CDF 3103.994584
CHF 0.968579
CLF 0.036283
CLP 1001.147715
CNY 7.936282
CNH 7.952123
COP 4364.085305
CRC 571.18618
CUC 1.092956
CUP 28.96333
CVE 110.223738
CZK 25.286658
DJF 194.540055
DKK 7.459916
DOP 64.475864
DZD 146.85174
EGP 52.675666
ERN 16.394338
ETB 62.753709
FJD 2.435325
FKP 0.842189
GBP 0.840073
GEL 2.96739
GGP 0.842189
GHS 16.848385
GIP 0.842189
GMD 74.075087
GNF 9410.884148
GTQ 8.471829
GYD 228.59606
HKD 8.53375
HNL 27.05929
HRK 7.550085
HTG 144.236006
HUF 390.840464
IDR 17637.8484
ILS 3.976884
IMP 0.842189
INR 91.345917
IQD 1431.364177
IRR 46013.441477
ISK 149.308487
JEP 0.842189
JMD 170.926015
JOD 0.77447
JPY 171.13283
KES 142.357365
KGS 92.855126
KHR 4487.320197
KMF 494.070947
KPW 983.660655
KRW 1509.158886
KWD 0.33392
KYD 0.910526
KZT 519.525519
LAK 24202.939766
LBP 97848.271053
LKR 331.909571
LRD 213.066341
LSL 19.876459
LTL 3.227215
LVL 0.661118
LYD 5.283022
MAD 10.740279
MDL 19.350048
MGA 4916.159663
MKD 61.525479
MMK 3549.877994
MNT 3770.698089
MOP 8.786189
MRU 43.250489
MUR 50.898729
MVR 16.834008
MWK 1894.62142
MXN 19.398652
MYR 5.097001
MZN 69.839869
NAD 19.876459
NGN 1764.948389
NIO 40.224942
NOK 11.747735
NPR 146.071319
NZD 1.800131
OMR 0.420751
PAB 1.092691
PEN 4.05938
PGK 4.278398
PHP 63.685465
PKR 304.337959
PLN 4.29772
PYG 8251.514393
QAR 3.985933
RON 4.969228
RSD 117.010752
RUB 96.559959
RWF 1430.812019
SAR 4.099265
SBD 9.243789
SCR 14.798035
SDG 656.86625
SEK 11.535652
SGD 1.465752
SHP 0.842188
SLE 24.971093
SLL 22918.741873
SOS 624.466235
SRD 32.391913
STD 22621.979595
SVC 9.558804
SYP 2746.084786
SZL 19.871561
THB 39.285149
TJS 11.636518
TMT 3.836275
TND 3.390757
TOP 2.58096
TRY 36.167547
TTD 7.417223
TWD 35.587185
TZS 2901.014146
UAH 45.324933
UGX 4042.486718
USD 1.092956
UYU 43.876148
UZS 13749.525619
VEF 3959290.014001
VES 39.84551
VND 27679.107108
VUV 129.757946
WST 3.06422
XAF 655.711538
XAG 0.036008
XAU 0.000444
XCD 2.953768
XDR 0.824191
XOF 655.711538
XPF 119.331742
YER 273.594154
ZAR 19.94134
ZMK 9837.912976
ZMW 28.491334
ZWL 351.93134
La dolorosa búsqueda de los seres queridos desaparecidos en una Borodianka en ruinas
La dolorosa búsqueda de los seres queridos desaparecidos en una Borodianka en ruinas

La dolorosa búsqueda de los seres queridos desaparecidos en una Borodianka en ruinas

Con los ojos enrojecidos por el cansancio y las lágrimas, Antonina mira fijamente la excavadora que hurga en los escombros de un edificio de Borodianka, una ciudad cercana a Kiev transformada en un campo de ruinas por los bombardeos rusos.

Tamaño del texto:

Su hijo vivía ahí, en el tercer piso, y está desaparecido. Ella vive en otro edificio que se libró de las bombas. Para esta madre de 65 años, la espera es insoportable.

El 1 de marzo, hacia las 21H30, la aviación rusa lanzó una bomba sobre este edificio de cinco pisos que tiene tres entradas.

En cuestión de segundos, diez apartamentos se convirtieron en un amasijo de cemento y hierros retorcidos. La parte central del edificio dejó prácticamente de existir. En su lugar hay un inmenso agujero.

"Había gente en esos apartamentos, era de noche", recuerda Antonina, sentada, sola, en una silla, en un rincón de lo que fue hasta hace poco un pequeño jardín en la parte trasera del edificio, en una especie de comunión con su hijo desaparecido.

Con la barbilla entre las manos, que sujetan a su vez un bastón y con gesto pensativo y triste, mira a las máquinas levantar enormes pedazos de pared para dejar paso a los socorristas, que buscan entre las piedras.

"Las personas que estaban en los dos bloques de casas de los extremos resultaron heridas pero están vivas. Esas casas no tuvieron la estructura dañada, pero los que estaban en la parte central están todos muertos", dice la mujer.

- Destrucción total -

Desde el 1 de marzo no tiene noticias de su hijo Yuri, de 43 años. "Tal vez logró salir, tal vez está herido, pero tal vez está ahí. No lo sé", solloza la mujer señalando al edificio en ruinas.

La zona está sembrada de restos de vidas sesgadas: zapatos, un libro, una pistola de agua, cojines, ropa y tres peluches alineados: un oso, una jirafa y un hipopótamo.

Un colchón cuelga en un árbol cercano.

En la planta baja, en uno de los dos bloques de este edificio que aún se mantienen en pie, Liubov Iaremenko acaba de colocar en lo que fue su terraza, un gran sofá marrón, que recubre con un plástico para protegerlo de la lluvia que se avecina.

Es prácticamente el único mueble que ha logrado recuperar de su casa de cuatro habitaciones. El resto se vio literalmente destruido por la ola expansiva de la explosión. Las puertas se salieron de las bisagras, las vidrios de las ventanas se hicieron añicos, los armarios terminaron en el suelo y las cortinas se desgarraron.

Ella estaba en el subsuelo del edificio cuando se produjo el bombardeo.

- 26 cadáveres -

"Nos quedamos mucho tiempo en los sótanos. Durante un mes y medio aquí, después corrimos a otro subsuelo al otro lado de la calle, bajo las bombas (...) Me caí, me hice mucho daño en las costillas", cuenta esta mujer de unos 70 años, cansada y aún conmocionada.

"Parece que había una familia con niños aquí en un sótano, pero los rescatistas aún no han podido llegar a él", explica.

Recorrer los dos kilómetros de la calle principal de Borodianka es caminar entre ruinas y desolación. La localidad, de unos 13.000 habitantes antes de la guerra, está situada a unos 50 kilómetros al noroeste de la capital.

Las tropas rusas salieron de ella a finales de marzo, como ocurrió en el resto de la región.

Según el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, la situación en esta localidad es "más horrible" y en ella hay "más víctimas" que en Bucha, ciudad a las afueras de Kiev, en la que decenas de civiles murieron.

En Borodianka, han sido recuperados hasta ahora 26 cadáveres en los escombros de dos edificios de apartamentos, dijo la fiscal general de Ucrania Iryna Venediktova.

Justo frente a la plaza central de la ciudad, otro edificio, más alto que el anterior, quedó mutilado por las bombas. Un tercio de sus ocho pisos desapareció. Los dos tercios restantes están carbonizados y las fachadas lucen ennegrecidas.

Una inmensa grúa retira pedazos de pared de varias toneladas y una larga escalera permite a dos bomberos inspeccionar cada apartamento de los bloques que aún se tienen en pie para encontrar posibles víctimas. Como no hay ni puertas ni ventanas, los bomberos entran directamente por la fachada.

"Nos gustaría que esto fuera una operación de rescate, pero los bombardeos ocurrieron a finales de febrero y principios de marzo", lamenta Svetlana Vodolaha, de los servicios de recate de Kiev.

"No sabemos cuántas personas pueden estar aún bajo los edificios que se hundieron por las bombas, pero tenemos que inspeccionarlo todo", asegura.

E.Leuenberger--NZN